Cómo controlar las enfermedades crónicas en Navidad

La Navidad es una época de celebración, donde es normal que cometamos excesos con la comida y la bebida.  Estos excesos, pueden tener consecuencias para la salud, sobre todo en personas con enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión.

En diciembre, aumentan los ingresos hospitalarios por empacho e infarto de miocardio. Con este artículo pretendemos darte unos pequeños trucos para mantener las enfermedades crónicas bajo control.

 

La clave es no abusar.

  • Cuidado con el azúcar. Los postres y los dulces son una tentación y un peligro para las personas diabéticas. Tener una bandeja de turrón o bombones en casa provoca que picoteemos entre horas, así que procura tenerlo solo en fechas señaladas. Ten cuidado también al confiar en los productos “sin azúcar”, mira bien las etiquetas antes de comprar.
  • Controla la sal. Para los hipertensos es difícil controlar la sal, sobre todo si comen fuera de casa. Intenta no abusar de las salsas ni del marisco. Vigila también los aperitivos y alcohol; si hay dos platos principales apuesta por el pescado en vez de la carne.
  • Equilibrio de comida y ejercicio.  Es importante intentar balancear la dieta, procurando tomar comidas más ligeras después de otras más copiosas. Intenta no llegar con mucha hambre a las comidas principales y continúa con tu rutina de ejercicio. Si no realizas actividad física intenta moverte lo máximo posible; el baile y los paseos largos serán tus aliados.
  • No olvides la medicación.  Sigue las instrucciones de tu médico y lleva siempre la medicación encima.  Las nuevas tecnologías pueden ayudarte mucho, una alarma en el móvil o una aplicación específica para tu patología pueden hacer que sea más fácil cuidarte.