Diabetes: Cómo prevenirla y controlarla.

Hay diferentes tipos de diabetes, pero la que vamos a abordar es la comúnmente conocida como tipo 2. La diabetes  tipo 2 es una enfermedad que se caracteriza por un alto nivel de azúcar en sangre. Esto se debe a una falta o mal funcionamiento de la insulina producida por nuestro propio cuerpo.

Generalmente esta enfermedad suele aparecer en adultos a partir de los 45 años. Lamentablemente, cada vez es más frecuente en la población más joven, niños y adolescesmtes, sobre todo debido al aumento de la obesidad infantil.

Desde Seguros Alcalá queremos informarte de los factores de riesgo, para que puedas reducir, dentro de lo posible, la posibilidad de desarrollar esta enfermedad. También queremos daros unos consejos sencillos para controlar la enfermedad en caso de padecerla tú o alguien cercano a ti.

 

Factores de riesgo de la diabetes.

  • Tener sobrepeso u obesidad. Sobre todo si ese exceso de peso es debido a una mala alimentación donde abundan las comidas procesadas (rápidas) y el consumo de azúcar.
  • Tener más de 45 años. Este no es un factor que podamos revertir, pero si podemos vigilar nuestra salud mediante chequeos médicos continuo-
  • Antecedentes familiares. Al igual que el anterior, no está en nuestra mano cambiarlo, pero si estar atentos a como evoluciona nuestra salud.
  • Nivel alto de colesterol. Cuidando nuestra alimentación, podemos reducir un alto nivel de triglicéridos y aumentar el llamado “colesterol bueno”.
  • Realizar poca actividad física. Las personas sedentarias son más propensas a la diabetes, por eso es recomendable realizar ejercicio moderado unas 3 veces por semana.
  • Tener síndrome de ovario poliquístico. Las mujeres con esta enfermedad tienen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad, por eso es recomendable hacer un seguimiento que evite la aparición de otras patologías.

¿Qué aspectos debo controlar?

  • Cuidar la alimentación. Tener una buena dieta es un aspecto básico para cuidar nuestra salud. Es recomendable llevar una dieta mediterránea y evitar las dietas yoyó, pues está demostrado que hacen que el cuerpo utilice de manera incorrecta la insulina. Además, hay que tener cuidado con los llamados productos “light”, pues aunque tienen unos niveles de azúcar reducidos pueden no ser aptos para personas diabéticas.
  • Chequear el azúcar en sangre. Es recomendable hacerlo unas dos veces al día, sobre todo si acaban de diagnosticarte la enfermedad. Tú médico es quien mejor puede ayudarte y quien te dirá cuáles son las mejores horas para el chequeo. También, puedes ayudarte de las nuevas tecnologíaspara llevar un mejor control de la enfermedad.
  • Cuidar los pies. La diabetes puede dañar los nervios y vasos sanguíneos de los pies. Por eso, es importante acudir al especialista ante cualquier rozadura, herida o callosidad.
  • Cuidar la vista. La pérdida de la visión es otro de los posibles efectos secundarios de esta enfermedad. Por lo tanto, es recomendable realizarse revisiones oftalmológicas de forma periódica.