Electrodomésticos: Ahorra dinero y energía.

Los electrodomésticos son un elemento básico en el día a día de nuestro hogar.  Mantener los aparatos a punto no solo nos ayuda a ahorrar energía y reducir la factura de la luz, si no que también alargará el tiempo de vida de nuestros electrodomésticos. Por eso, queremos ayudarte a través de unos sencillos consejos.

Generalmente, muchos de nuestros artefactos se estropean por un mal uno de los mismos, cambios bruscos en el voltaje o falta de limpieza. Por ese motivo, es mejor conocer como cuidar nuestros electrodomésticos desde un principio.

Si vas a comprar una nueva compra, elige un aparato con etiqueta energética A+, A++ o A+++. Son más eficientes y, aunque a la hora de comprar, sean más caros ahorrarás desde el primer día dinero y energía. Infórmate del uso que recomienda el fabricante y sigue los manuales de instrucciones para sacarles el mejor rendimiento.

Si ves que uno de tus antiguos aparatos falla, acude a un profesional.  No intentes repararlo si no eres experto pues podrías empeorar su situación. Adeslas pone a tu disposición un teléfono 24 para solucionar cualquier avería de tus electrodomésticos.

Pequeños consejos para ahorrar.

Estos son unos pequeños trucos para los distintos aparatos de tu hogar que te ayudarán a ahorrar y sacarles un mayor rendimiento.

  • Nevera: El frigorífico es el electrodoméstico que más consume, por lo tanto el que más hay que cuidar. Un consejo es que evites guardar los alimentos calientes, mejor espera a que se enfríen. Vigila además que no haya demasiado hielo en el congelador y limpia periódicamente la parte de atrás del aparato, donde están los condensadores.
  • Lavavajillas y lavadora: Elige un aparato que se adapte a tus necesidades y utilízalo cuando esté lleno. Si tienes programa eco, úsalo. Comprueba periódicamente los filtros de tu lavadora para aumentar su rendimiento. También mira si el nivel de sal y abrillantador del lavavajillas es el adecuado.
  • Bienes de ocio: Como la televisión, un ordenador o una videoconsola fija. Ten cuidado con el consumo fantasma, los aparatos en standby siguen consumiendo energía. Si no vas a utilizarlos durante un tiempo mejor desenchufarlos, apagándolos previamente.